In Memoriam. Subteniente Casanova

Subteniente Francisco Casanova.El 9 de agosto del año 2000, cerca de las tres de la tarde, el Subteniente de Infantería Francisco Casanova Vicente se disponía a aparcar su coche en el garaje de su domicilio, en la calle Askatasuna de Berriozar. Riojano de nacimiento aunque criado en Castejón, regresaba a casa a comer tras finalizar su jornada en el Regimiento “América” 66. Un terrorista de ETA se le acercó por la espalda y, todavía en su vehículo, le disparó repetidas veces en la cabeza. Casanova tenía 46 años. Su mujer, Rosalía Sáinz-Aja, quedaba viuda. Dos niños, Javier y Laura, sin padre.

En 2004, la Audiencia Nacional condenó a Alberto Viedma Morillas y Mikel Javier Ayensa Laborda, miembros del grupo Ekaitza de ETA, a 30 años de prisión mayor por un delito de homicidio terrorista con el agravante de alevosía, porque actuaron por la espalda y sin posibilidad de defensa, “con una frialdad que repugna a todo ser humano”.

No queremos olvidar a un compañero vil y cobárdemente asesinado por el terrorismo nacionalista vasco, por ello la carrera “San Cristobal Xtrem” quiere preservar su memoria dándole su nombre.

HEMEROTECA

 

RELATOS DE PLOMO